fabrica de challas Cosas que debe saber antes de comprar

94 ron demoler parte del edificio arguyendo que no había dejado los metros de vereda suficientes. Enfurecido e impaciente, Massoud atacaba con vehemencia al alcalde democratacristiano Alberto González y a todos los regidores que no estuvieran con él. El diario El Labrador de esa época fue el medio que almacenó exquisitas batallas verbales entre ambos bandos, las que subirían de tono cuando el empresario consiguió la cédula tan deseada. Fue el 19 de abril de 1967 cuando se le entregó el permiso provisorio al Palace, a condición de que cumpliera con ciertos requisitos básicos. Sin embargo, poco luego Massoud ya tenía certificado para el flamante cinematógrafo. Cómo pudo suceder esto? De acuerdo al edil Alberto González, lo que ocurrió fue una avivada del empresario, que pagó la patente a un funcionario municipal antiguamente de tener la aprobación del Servicio Eléctrico, del Servicio Nacional de Vigor, Carabineros, de la Dirección de Obras Municipales y de otros servicios que debían adivinar el trillado bueno para su funcionamiento. Indignado, detuvo momentáneamente su funcionamiento. Frente al no cumplimiento del propietario del Cine Palace de los requisitos aunque indicados, el suscrito anuló la cédula que a un funcionario se le canceló, no obstante lo perentorio del acuerdo de la sesión extraordinaria de aniversario 19 de abril de 1967, que exigía trámites que resguardan el interés de la colectividad ( ) El derecho del propietario Cuadro y es condicional hasta la día, no obstante que personas no constaten el cumplimiento de los elementos constitutivos de la condición ( ) El funcionario que procedió a efectuar el libranza de la patente, sin constatar los requisitos que habilitaban el principio del derecho obró al beneficio de la clase y su comportamiento en ningún caso, a mi parecer, le otorga el derecho al propietario del séptimo arte para funcionar, por cuanto las condiciones que se exigen para el funcionamiento de un teatro que en la especie no se han cumplido, se establecen con el único y exclusivo objeto de velar por el público asistente a una sala de la categoría objeto de la puntualización 219.

Incluso ban miembros de la colonia que pagaran sus cuotas, Ganadorí podían ceder a bailes, conciertos, pequeñGanador comedias, y tenían la posibilidad de formar una estudiantina o un cuadro artístico. Las niñFigura eran llevadas donde la profesora Aída Vega, quien daba clases de piano. Los trabajadores, en tanto, se organizaban en gremios y el tifus se expandía por doquier; la biblioteca popular, recientemente creada, respondía a la relevancia de la literatura en la comuna. Todas las ediciones de los periódicos melipillanos de la época incluían poemas de autores con seudónimos como Soledad del Campo, Juan de Castro, Juan Vestal, Anjela de Balzanc, A. H. y Julio del Río, entre otros. No sucedía lo mismo con la pintura, que escasamente tenía presencia con exposiciones en la comuna, generando un doble placer que se repetiría con los primaveras: la queja de que en Melipilla no se hace nada artístico y la poca concurrencia de manifiesto cuando sí se hacía. Ya La Nación se preguntaba sobre esta situación en Muchos se quejan de que en Melipilla no hai una sala de pinturas o exposición de cuadros (...) pero cuando nuestros artistas se esfuerzan en sus trabajitos para organizarla i poder, de este modo, ganarse algunos cobres, mui pocos son los que acuden a ellos, encontrándose muchas veces los salones desiertos. A qué se debe esto? A que nuestro manifiesto es muchas veces frívolo a estas notas de arte que presentan gran cultura 107. El Teatro Alhambra distaba de ser un palacio sería embajador de Ají en Portugal. 107 La Patria, 13 de septiembre de

Al mismo tiempo, debe preocuparse del sellado de las cubiertas, el cual se degrada con el estrella y el paso del tiempo. Por otra parte se debe confirmar que la fijación sombreretes y forros de hojalata se encuentren en perfectas condiciones, pues estos medios son vulnerables frente a la influencia de vientos excesivamente fuertes. Esta mantención es recomendable realizarla una ocasión al año a mediados de otoño y antes del invierno. La Inmobiliaria no se hace responsable por los daños que se puedan provocar por la instalación de antenas satelitales, la error de mantención de la cubierta, etc. Su área cuenta con gárgolas (tubos de defecación de aguas), en las terrazas y en la loggia cuya finalidad es exonerar el agua que se pueda acumular en ellas cuando llueve, especialmente con presencia de viento. Es fundamental revisarlas periódicamente y mantenerlas despejadas de cualquier objeto que las pueda obstruir, como hojas y papeles. Revise que los sellos de silicona que existen entre el situación de aluminio y el tapia por el ala extranjero de la ventana estén en buen estado. Recuerde que el estrella y el paso del tiempo los va deteriorando. Cámbielos inmediatamente si descubre algunos con desperfectos. Verifique que los orificios de desagüe de la ventana no estén tapados. En caso contrario, límpielos para evitar que el agua proveniente de las lluvias o de la condensación pudiera acumularse en el riel inferior sobrepasando el nivel de éste e ingresando cerca de el interior de la vivienda. Esta recomendación fue indicada asimismo anteriormente en el capítulo 1.2, subcapítulo Condensación.

132 pacios para desarrollar el teatro. Seguí golpeando puertas, pero con los cambios tibios, siguió todo tibio. En el mismo sentido, para Enrique Valdés, individualidad de los jóvenes que desde la resistencia cultural había trabajado a escala Particular por el retorno a la democracia, con el Centro Cultural y Conjunto Pehuén, todo se empantanó en un status quo que abandonó a lo hermoso-cultural. Tuvimos que irnos para la casa, nuestra última tocata fue en una excursión al sur. Acá de gobernador quedó Jaime Jiménez y no fuimos ni agarrados para el hueveo. Se le asignaron unos fondos a la cueca, y nosotros teníamos un tesina que no estaba en la ojeada de ellos, fue demasiado serio, con teatro, pintura, literatura, educación, y no se abrieron las puertas como pensábamos. Aylwin estaba preocupado de otros temas que eran prioritarios con esta transición de mierda que no sabíamos si seguíamos en dictadura disfrazada o no. En este entorno, donde no había ninguna coordinación municipal por el ampliación cultural, fueron las iniciativas particulares las que tuvieron impacto en la comunidad. La Parroquia Santo José Obrero 285 de El Llanura, siguió montando año tras año la obra que recreaba la pasión, homicidio y resurrección de Jesús; Eduardo Mallea desplegó al interior del Colegio Melipilla talleres de teatro y la celebración de un Festival de Bandas y Fanfarrias, con agrupaciones de Chile y el extranjero; y un muchacha Juan Mouras, titulado como intérprete musical en la Universidad de Chile, se asentó en Melipilla e inició, unido a la clan Miric, compuesta por artistas, pintores y músicos, la Camerata 285 Luego citación Santa Teresa de Los Andes. de Estudios Musicales. En lugares como La Casona, la Catedral de Melipilla, y otras parroquias católicas y mormonas, se realizaron conciertos de guitarra clásica, violoncello y piano que contaron con figuras de primer nivel nacional, como la soprano Gabriela Lehman 286.

Agradece los beneficios de la tierra. En el diseño del traje podemos observar imágenes de flores y fauna del paisaje altiplánico representado con los colores de la fiesta, en los bordados exteriores del traje generalmente se encuentran grecas, las que caracterizan el habitat, es asegurar relaciona los utensilios unido a los cuales se encuentra, en este caso representa a la tierra, puesto que está cercana a las flores. Su máscara se diferencia de otros figurines, puesto que es sólo facial, incluyendo barba la que es adornada con challas de colores, además de ella cuelgan, tras sus bigotes, turdas, los que incluso se encuentran en sus sacos. Generalmente lleva dos sombreros uno de fieltro y otro tejido con lana.

De este modo, la tela en tiempos remotos blanca tomó una tonalidad amarillenta. tretención. Al principio como Impulsivo individuo tenía acceso a ese tipo de películas, que eran increíbles, Por otra parte que daban dos por el precio de una. Los televisores eran chicos y se veían mal, porque no había cable. Ir al séptimo arte Cuadro otra cosa, Por otra parte Cuadro masivo, era un panorama, es el remembranza de Tapia. La lapso perdida de 1980 Si los primaveras sesenta vieron venir al mundo festivales estudiantiles; y los setentas cuando se pudo testimoniaron un quehacer cultural local y teatral; la plazo del ochenta significó para Melipilla la mera sobrevivencia de algunas viejas tradiciones artísticas y culturales, en medio de un permanente desaliento que tenía un teatro cerrado, otro que no les daba cabida suficiente y siquiera tenía interés en el ampliación de las artes en su espacio, aparte que llegara algún productor con un espectáculo bajo el ayuda. La ciudad gustaba cada día más de la televisión. Programas de humor y entretención, con invitados en estelares nocturnos, acercaban a las familias a un garbo testimonial, donde el living Cuadro el palco para ver a figuras mundiales en la pantalla de la casa. El ventajoso cambio del dólar permitió traer a Empíreo Gaynor, Barry White, Grace Jones y Neil Sedaka a las estaciones televisivas, beneficiadas tanto con la modificación de la tasa cambiaria como con el término de la prohibición para difundir publicidad 271. Las antenas proliferaron. Gracias a la maestría en su ubicación y orientación Bancal posible ver las transmisiones entre aqui del Mundial España 1982 y el lucha, con dos campeones chilenos, 271 Desde 1977, los canales de tele pudieron interrumpir sus transmisiones con publicidad

98 el resto del tiempo se dedicaban a reír, exhalar chistes, zapatear cuando vinieran los jinetes en sus caballos, tomar, Absorber, desprenderse de forma sonora de sus gases intestinales, que caían sobre los de platea en momentos de afasia. A eso de las 18 horas la función llegaba a su fin, Jorge y sus amigos bajaban de la Salón, las micros con destino a Popeta, Culiprán, María Pinto y tantos lugares se llenaban para retornar en una semana. Chile y México tenían en Melipilla la confirmación de una relación de grande aprecioío musical y fílmico. El Palace fue declarante de festivales musicales donde la música ranchera marcaba una presencia arrolladora. Con este fanatismo, no fue raro que el manifiesto se agolpara ante la venida del cantante Demetrio González, un español arraigado de muy Impulsivo en México que para agosto de 1969, data de su conducta, había participado en 32 filmes y era considerado individualidad de los más grandes cantantes de la música azteca con su voz de barítono. Unida a su simpatía va esa maravillosa voz que hacía mucho tiempo que no deleitaba a los oídos de la gente intolerante. Para enero se anuncia la cita de Autodeterminación Lamarque 223, publicaba El Labrador, en el reflexiva de una excursión inolvidable y el anuncio de lo que sería una de las noches más iluminadas para la pequeña plaza metropolitana. El Súper Show 007 La música de la Nueva Oleaje asimismo Cuadro un objeto de culto, llevado al paroxismo en las presentaciones de artistas tan idolatrados como José Alfredo Pollo Fuentes, Cecilia, Buddy Ri- 223 El Labrador, 6 de agosto de chard y tantos otros. La cantidad de cantantes nacionales Bancal inscripción y el mercado lo llevaba correctamente en un espacio donde también cabían intérpretes extranjeros, que en variadas oportunidades venían a Pimiento, en el caso de los hispanohablantes.

20 fiestas locales: el Carnaval (en el mes de febrero), las fiestas patrias (17, 18 y 19 de septiembre), el aniversario de la ciudad (11 de octubre), la Fiesta de la Primavera (octubre y/o noviembre) y el año nuevo (31 de diciembre). Todas ellas contaban con la existencia de buen clima para actividades al aire osado. Y bajo techo se añadía el espectáculo de los circos, la entretención más sonada para una ciudad de tierra y carretas, con permanentes visitas y estadíGanador prolongadas en los céntricos y diversos espacios que se les facilitaban para su funcionamiento 61. En este préstamo o arriendo, siempre las autoridades acordaban con el dueño o administrador del circo la posibilidad de hacer reuniones masivas y actos para la comunidad, tomando en cuenta la amplitud y el carácter popular de los circos, que no existían en otro circuito cerrado. El panorama melipillano en el epílogo del siglo XIX Cuadro el de un municipio muy escaso en el ámbito de una verdad consonante. Se tenía para subsistir, pero el tesoro consistorial pedía apoyos hasta para empedrar una sola calle y asfaltar una simple vereda. El hospital subsistía por el favor de la caridad y la abnegada costura de las Hermanas Hospitalarias; el agua se sacaba del río Maipo; las iglesias de La Merced y Santo Agustín no tenían torres; los árboles plantados por la municipalidad como gran inversión en 1897 se habían secado; los 150 faroles a parafina para iluminar las calles no podían funcionar por la merma del presupuesto y sólo se encendían los cercanos a los edificios públicos. 61 Variadas fuentes datan la presentación de circos a Pimiento en diversas fechas, que abarcan la segunda centro del siglo XIX y los inicios del siglo XX. Entre ellos están el circo a cargo del jinete ecuestre Giuseppe Chiarini, entre los primaveras 1864 y 1869; por otro flanco, en 1884 en lo alto al puerto de Valparaíso el Circo Toutman de la familia Pacheco; y en 1907, se anuncia en el diario el Tarapacá la arribada del Circo Mar a Iquique.

Lícitamente viajando a la Casa de campo Región, Miguel falleció y dejó en el muchacho melipillano la huella de un camino exitoso. Galleguillos se había criado todavía escuchando música en inglés, pero se interesó por la música chilena y aún por las rancheras, a cuyos cantantes como Miguel Aceves Mejías y Antonio Aguilar, veía en las funciones del Teatro Serrano para después cantarlas en el suburbio. Yo en el Serrano tuve el placer de ver a Los Iracundos, actuaron ahí los primeros Iracundos, y Ganadorí sucesivamente, shows que me marcaron porque eran diferentes a los que venían acá. Contiguo al también melipillano Jorge Halabí, fue representante del canto que por esos díCampeón creaba declaradas vocaciones de subirse una y otra ocasión a los escenarios encantando multitudes. Milenko, un veinteañero, gozaba para inicios de los 70 de cierto examen nacional En el interior del medio televisivo y radial. Su caracterización de Caló lo ponía en buena posición en el pequeño star system criollo. Estaba ahí, vivió todo ese movimiento desde adentro y cumplía perfectamente, no desentonaba para cero. El poder de sus cantos los llevó a ser parte de la caravana de Arriagada. El día que Milenko actuó en su tierra natal, siendo parte del mejor espectáculo del país, es poco que nunca pudo olvidar. Partían de paseo por Chile, Argentina y Perú, y desde las 10:30 horas de la mañana del domingo 7 de junio de 1970 todas las butacas estuvieron llenas de un notorio ansioso, sensación compartida por Milenko. Había estado en Radiodifusión Corporación, en radio Chilena, pero esto Cuadro singular, quizás Bancal el ámbito de divulgado y todo el entorno que lo consagraba. Quizás era estar

23 incluso se fueron poblando de teatros y ciudades como Quillota, Iquique, Curicó, San Felipe, Talca, Chillán y Concepción comenzaron a poner sus teatros de pie, replicando experiencias similares a las del Municipal de Santiago. Pero en este supramundo de la pompa operática, existía otro mundo en teatros que nacían en Santiago, donde la zarzuela, las operetas, los espectáculos de variedades se instalaban, atrayendo a un notorio permanente en actos que entendían y que los entretenían, especialmente en dos derivados de la zarzuela: el sainete y el cacharro cómico 70. Ese entendimiento, señala Piña, tuvo mucho que ver con que si correctamente las zarzuelas estaban influidas por la ópera italiana y la ópera cómica francesa, no tardaron en adaptarse al folklore regional y más en particular al Particular, siendo protagonizadas por personajes de la calle que hablan el jerigonza del pueblo 71, llegando así a existir teatros donde sólo se presentaban zarzuelas, como el Edén y el Apolo, en Santiago. En este camino, la música y las artes escénicas ganaron en el país creadores y cultores que incidirían directamente en el desarrollo de la música hecha en Ají, en un teatro Doméstico que estaba naciendo de guisa amateur y en el gran pantalla de los primeros abriles, pues estaban forjando una rica experiencia en proceder, escenografía y guiones, especialmente de comedia. Todo esto sucedía arriba del decorado, pero los teatros no fueron espacios solamente para la representación en el prosce- 70 De acuerdo a Juan Andrés Piña, el sainete es una pieza breve, generalmente de un acto, de tema humorístico y animación popular, que antiguamente se presentaba a continuación de una obra seria o como final de la función.

106 primero de ellos fue la recuperación del patrimonio material chileno, donde cabían edificios, casas de campo, estatuas, monumentos y actos que se denominaron tradiciones, creando en ellos la identidad visual, espacial y episódica de lo que valía la pena rescatar. Luego establece una prefiguración de lo chileno, como un concepto claro, sin disputas y en directa concurso a cualquier reclamo, sobretodo si éste tenía alguna relación con reivindicaciones de sectores demócratas. En esta posición, todo lo que se hubiera hecho en Pimiento mezclado a las artes y que no se relacionara con reivindicaciones o problemas sociales, Bancal ensalzado. Otros mecanismos usados fueron la apresuramiento de publicaciones de historia de Chile; el culto a la bandera como ícono regulado por la autoridad, en contraposición a un emblema reivindicado por el mundo popular en sus conquistas sociales; la realización de actos públicos y semiprivados, que iban desde celebraciones nacionales a establecimientos educacionales que, desde 1974 comenzaron a cantar el himno nacional con la estrofa que alababa a los valientes soldados que habéis sido de Ají el sostén 237. Para 1974, Griselda Oscuro, por aquellos primaveras alumna del colegio de las Religiosas Reverendas Carmelitas de la Caridad e hija del dueño de un céntrico restaurante, tenía ocho años y Cuadro parte de quienes recibían la instrucción de un nuevo Pimiento. Hay un reminiscencia que tengo muy registro posteriormente del rebelión de estado. El profesor Alfonso Agüero, que entre el mantelito blanco que nos enseñaba a cantar, estuvo toda una semana enseñándonos el nuevo himno Doméstico. Toda una semana para que nos lo aprendié- 237 Op. cit. Correa et al., p ramos! En la casa nos decían que teníamos que respetar eso, porque Por otra parte el colegio Bancal como de élite. La música adquirió una posición privilegiada y especialmente la música folklórica, donde se dio un recreo de doble limitación. Por un flanco, la desarticulación de la Nueva Canción Chilena a través de la persecución de sus principales figuras 238, la desaparición de piezas musicales de carácter andino en las radioemisoras chilenas Internamente de un rango amplio de músicos proscritos y de instrumentos nortinos en la ejecución musical, ambos identificados como propios de la izquierda y, más tarde, con la canción de protesta 239.

Por otra parte podrás fertilizar a crédito, acoger tus pedidos en el plazo máximo de siete díGanador laborables, y emplear nuestras promociones y ofertas exclusivas. ¡No lo dudes, envíanos tu solicitud y entra en la grupo Sancarlos!

18 una escuela fiscal se arruinaron hasta los cimientos, estimándose en más de doscientos mil pesos las pérdidas sufridas en esta localidad por el Fisco 51. Para el año 1907 Melipilla en su Radiodifusión urbano tenía una población aproximada de 6 mil personas 52, repartida entre la ciudad y un vasto campo, donde lo urbano estaba circunscrito a menos de 10 hectáreas al interior de las calles Vicuña Mackenna, al meta; Manso, al sur; Pardo, al poniente y Corregidor, al oriente. Por allí, su principal avenida era Vicuña Mackenna, sin embargo que en ella estaba la etapa de trenes, que por estos abriles tenía conexión a Santiago, agregándose luego San Antonio, Ibacache y Curacaví. Todo lo que estaba fuera de este rectángulo correspondía a caseríos, chacras, grandes haciendas donde los campos mostraban cultivos de cereales y el verde de una fisonomía plagada de árboles, arbustos, canales y esteros. Lo único fuera de estos límites, pero que se ligaba a la vida citadina, Cuadro el hospital, el cementerio, el parque municipal y la cancha de El Llano, al sur de la ciudad. A pesar de que actualmente esas dimensiones se puedan considerar pequeñCampeón, Melipilla Bancal cabeza del Departamento del mismo nombre y pertenecían a su jurisdicción las zonas de Culiprán, Loica, El Monte, Alhué, San Antonio y Curacaví. Campeóní, desde estas localidades debían ir a Melipilla para sus trámites 51 Rodríguez, A. & Gajardo, C., La catástrofe del 16 de agosto de 1906 en la República de Pimiento, Santiago, Imprenta, Litografía y Encuadernación Barcelona, 1907, p Según el censo de 1907, en el Melipilla urbano vivían personas, siendo mujeres y hombres. En tanto, en el Melipilla rural vivían 5.668, con hombres y mujeres. Al respecto, véase: Comisión Central del Censo, Memoria: presentada al Supremo gobierno por la Comisión del Censo, Santiago de Ají, decenas de personas.

[hasta el dirigente de Carabineros de Melipilla] me felicitó y aún me dijo que tentado había estado de subir a escenario para departir al manifiesto de que una compañía de aquella índole levantaba el nivel cultural del pueblo ( ) La aire final del cura me recuerda a un sacerdote del sur que sin fijarse en que todos los templos estaban en el suelo, gritaban a voz en cuello que el terremoto lo había enviado Jehová porque todos eran unos descreídos 161. Mayor y más atinado conmoción provocó el concurso promocionado por la Revista Ercilla y realizado en la ciudad por Radiodifusión Melipilla, que incluía la elección de Miss Radio en 1941, con señoritas como Josefina Guiliucci, María Ravanal, Olga Quintanilla, Yolanda Guiliucci, Sofía Miranda, Cory Quintanilla, Adriana Merino; y por el otro, la oportunidad de mostrar todo el talento musical con El mejor núexclusivo radial, donde tomaban parte David Artur, Gladys y Paraíso, Humberto Méndez, Manuel Núñez, Víctor Esguel, Orlando Henríquez, Marcos Nadal, el dúo Salas-Miranda, Juan Truyol, Raúl Vargas, el Conjunto Melipilla y Violado Miranda. Todos ellos artistas de la zona. Este hecho sería una sorpresa para los organizadores del evento y para la comunidad que no sabía de dónde habían surgido tantos cantantes. Un Teatro Serrano satisfecho presenció la belleza de sus chicas y el empuje y talento de los nóveles intérpretes. Se podía tener un festival, por modesto que fuera, y la advertencia quedó instalada para que en los años posteriores se retomara y ampliara esta modalidad de espectáculo. Quién ganó? María Ravanal, una melipillana de 16 abriles fue la elegida y cumplió con creces los sueños del concurso ejecutado 161 La Pueblo, 23 de abril de El terremoto hace relato al sismo que en 1939 destruyó el centro sur del país

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Comments on “fabrica de challas Cosas que debe saber antes de comprar”

Leave a Reply

Gravatar